Actualidad

CEFUSA garantiza que su iniciativa empresarial en Montealegre del Castillo no generará impacto negativo en la zona

7/08/2017

La empresa Cefusa, cuya actividad se centra en la cría y engorde de cerdo blanco e ibérico y vacuno, garantiza que la puesta en marcha de su iniciativa empresarial consistente en la construcción de una explotación porcina de selección genética en la Finca Las Ramblas, en el municipio de Montealegre del Castillo, en Albacete, no generará ningún impacto negativo en la zona.

El proyecto que desarrollará Cefusa cuenta con la Autorización Ambiental Integrada concedida por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha. La iniciativa aplicará 30 MTD (Mejores Tecnologías Disponibles), algunas de las cuales ni siquiera se exigen en la legislación española actual, de esta forma, Cefusa se adelanta al futuro incorporando innovaciones que mejoran su actividad productiva.

Gracias a la exigente protección ambiental de la normativa vigente, la iniciativa que desarrolla Cefusa en un terreno que no está protegido, no generará ningún impacto negativo al monte Arabí y tampoco a su flora ni a su fauna.

La instalación tendrá una integración paisajística total que elimina por completo el impacto visual de la misma al incorporar una cubierta flameada de color marrón claro y oscuro, mientras que el cerramiento de las naves también tendrá el color del terreno colindante. Además, se plantará una pantalla vegetal compuesta por dos filas de chopos y una tercera de pino, con riego localizado, para conseguir su perfecto desarrollo y mantenimiento futuro.

En cuanto al posible perjuicio que el proyecto de Cefusa pueda ocasionar al disfrute del paisaje, desde el mirador oficial en el monte la instalación no puede contemplarse ya que se encuentra en sentido noreste, fuera del rango de visión, desde el punto más concurrido a nivel de visitantes. En este mismo sentido, tampoco puede ser vista porque lo impide el arbolado de almendro y pinos desde el área recreativa Pocico de la Buitrera, ni desde las sendas que realizan la circular al monte, también rodeadas de pinadas y vegetación.

Además, Cefusa garantiza que tampoco habrá afecciones en olores ya que realizará un meticuloso y específico tratamiento de los purines para evitarlos, consiguiendo que sean imperceptibles.

La filosofía empresarial de esta compañía, durante sus 50 años de historia, es la de cumplir la normativa vigente en materia medioambiental, sanitaria, de seguridad y de bienestar animal.

Además, esta nueva iniciativa creará una treintena de puestos de trabajo directos que serán cubiertos por personas seleccionadas entre la población de la zona cercana a la ubicación de la nueva instalación y una inversión de unos cinco millones de euros.

Sobre Cefusa

Creada en 1968, e integrada en Grupo Fuertes es una organización moderna y dinámica que implementa continuamente los últimos avances científicos y tecnológicos a fin de optimizar el sistema de producción. La compañía es muy consciente de que es una actividad que demanda continuamente una mayor especialización, debido a las exigencias de un mercado que, ya no sólo se preocupa de la presentación o higiene del producto, sino que éste, haya sido obtenido mediante sistemas que respeten aspectos tan cruciales como la conservación del medio ambiente y el propio bienestar de los animales, durante su proceso de cría y engorde.

Cefusa ha conseguido un modelo de empresa muy operativo basado en la formación continua de sus más de 450 trabajadores y en una reinversión constante para crecer y modernizarse.

Dispone de instalaciones ganaderas en varios municipios del sureste español y fábricas de piensos en la sede central ubicada en Alhama de Murcia y en Pozo Estrecho (Cartagena).

Su apuesta por la sostenibilidad les ha llevado a poner en marcha en Alhama de Murcia, junto a Iberdrola, una planta de tratamiento de purines con cogeneración que ha requerido una inversión de 14 millones de euros. Tiene capacidad para tratar 110.000 toneladas de purines de porcino al año y, en el proceso, utiliza el calor y la energía eléctrica producidos por una central de cogeneración de 15 megavatios de potencia. Además, el proceso de tratamiento del purín supone la obtención de 80.000m³ de agua limpia destilada para riego de uso agrícola al año, y 5.400 toneladas de productos fertilizantes anuales que se utilizan en los cultivos de la zona.

En Cefusa se ha apostado por la implantación de un sistema único y global de trazabilidad, basado en la calidad total del proceso productivo, que no sólo garantiza el rastreo de cualquier lote de animales, sea cual fuere la fase del proceso de producción, sino que permite además la monitorización genética, nutricional, sanitaria y ética de todo el sistema.